Nono Bandera .- Desayuno en la hierba

Nono Bandera - Madame Recamier. 2018
+ VER MÁS IMÁGENES

Nono Bandera - Desayuno en la hierba. 2018. Nono Bandera - Desayuno en la hierba. 2018. Anverso Nono Bandera - Desayuno en la hierba. 2018. Detalle Nono Bandera - Desayuno en la hierba. 2018. Reverso. Nono Bandera -Desayuno en la hierba. 2018. Reverso. Detalle Exposición Nono Bandera - Desayuno en la hierba. Sala 1 Nono Bandera - El cielo atravesado. 2018. Cara 2 Nono Bandera -El cielo atravesado. 2018. Cara 1 Exposición Nono Bandera - Desayuno en la hierba. Sala 1 Exposición Nono Bandera - Desayuno en la hierba. Sala 2 Nono Bandera - Madame Recamier. 2018 NB563 - Las imágenes y las cosas. 2018. MEDIA Exposición Nono Bandera - Desayuno en la hierba. Sala 2 Nono Bandera -Enigma. 2018. Nono Bandera - Enigma. 2018. Detalle Nono Bandera - El naufragio de la perspectiva. 2018 Exposición Nono Bandera - Desayuno en la hierba. Sala 3 Exposición Nono Bandera - Desayuno en la hierba. Sala 3 Nono Bandera - Adivinanza geometrica. 2018 Nono Bandera - El amigo invisible. 2018 Exposición Nono Bandera - Desayuno en la hierba. Sala 3 NB557 - Trinitario. 2018. MEDIAJuan:     

¿Recordáis ese cuadro de Friedrich del hielo rompiéndose? Algunas veces he pensado en él como una premonición del cubismo que inaugura Cezanne… 

(…)

¿Pensáis que Picasso pensaba en Friedrich, más que en Cezanne, cuando inventaba el cubismo?

René:    

Bueno, son influencias…

Juan:    

…o refulgencias. Quiero decir que, cuando estás pintando, reconoces que cada cuadro contiene a todos los demás, como si  fuese la hebra de un lienzo sin fin al que cada pintor   contribuye complacido o a regañadientes, a completar.

Michel:

Querrás decir a incompletar. Yo me lo imagino más bien como un juego de deshilachar, en el que cada pintor deshace un nudo para desnudar la mirada.

René:   

No hay tanta diferencia. Lo que oculta, desvela; lo que desvela, invisibiliza…

Juan Luis Moraza. Las imágenes y las cosas (Una conversación entre Magritte, Bandera y Foucault)

 

Desayuno en la hierba, título “robado” a un cuadro de Manet, es la octava exposición individual de NONO BANDERA en la galería Espacio Mínimo en la que desarrolla el cuerpo de trabajo iniciado en su anterior exposición en la galería MCO ARTE Contemporânea de Oporto, El jarrón sonriente, durante los pasados meses de diciembre a febrero, y que supuso un importante punto de inflexión en su trayectoria artística.

Tengo la impresión de que la estética de Nono Bandera -escribía Fernando Castro-Flórez en el catálogo de la exposición anteriormente citada- no tiene tanto que ver con la memoria o con la incertidumbre, cuanto con la necesidad de partir de algo aparentemente insignificante pero, al mismo tiempo, cargado de sentido. Este artista re-inventa la “pintura di cose piccole. (…) considero que, en última instancia, las pinturas, dibujos, objetos y “apropiaciones varias” de Nono Bandera remiten al género de la naturaleza muerta, a ese “retrato de una domesticidad” que puede llevarnos a comprender la vanidad de todo.

Lo que ha generado Nono Bandera para su exposición -prosigue Castro-Flórez en el mismo texto-  son una serie de “réplicas” o “trampantojos objetuales”. Si los troncos, como hemos advertido están realizados con cartón y lienzos, los mismos lienzos que sirven de anómalas peanas para los jarrones “no son de verdad” (si es que “verdaderamente” la palabra verdad significa algo que “en verdad” nos sirva para establecer algún grado de verosimilitud) sino que han sido ejecutados con madera. Los jarrones son “lo que parecen”, a saber (entregado a la perogrullada), jarrones que podrían llevar impresa la divisa de Frank Stella “what you see is what you see”.   

La obra de NONO BANDERA se alimenta de las circunstancias y experiencias vitales que han marcado su vida, por lo que sus fuentes iconográficas, y también las que amplían su registro emocional, son muy variadas. También las técnicas y materiales que emplea para realizarla. En las piezas que componen esta exposición hay pintura, dibujo, escultura o cerámica en una suerte de collage formal y conceptual. En palabras del artista en un texto de un catálogo anterior, A lo largo de la Historia del Arte cohabitaron tres temas recurrentes, la vida, el amor y la muerte, como tres misterios insondables. Posiblemente para contar algo sustancioso sobre estas tres cuestiones es necesario conocer qué han dicho otros, para tratar de no repetir lo ya hecho. Con tanto metabolismo continuado de imágenes precedentes cabe cuestionarse si el arte no es en sí mismo un gran cadáver exquisito compuesto de grandes dosis de amor, de vida y de muerte. Acaso, ¿no es el arte –en palabras de Marcel Duchamp- un juego entre los hombres de todas las épocas?.

La exposición se completa con una publicación-obra de edición limitada para la que ha contado con un texto de Juan Luis Moraza.

NONO BANDERA (Málaga, 1958) estudió BBAA en Madrid y en México D.F y es Profesor Titular de la Facultad de BBAA de Pontevedra. Expone con asiduidad desde 1995 en galerías privadas e instituciones públicas españolas y extranjeras y ha participado en diferentes ferias internacionales de arte como ARCO en Madrid, FRIEZE ART FAIR en Londres, ART BASEL MIAMI BEACH en Miami, ZonaMACO en México DF, ARTISSIMA en Turín, FIAC en Paris, CIGE en Beijing, SH Contemporary en Shanghái…

Su obra está representada en importantes colecciones públicas como MNCARS (Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía) de Madrid; CAC (Centro de Arte Contemporáneo) de Málaga; Colección Deutsche Bank (Fráncfort, Alemania); Fundación Benetton (Ponzano Veneto, Italia); Museo de la Academia de San Carlos (México DF), y privadas como las de Zabludowicz Art Collection (Londres), Tanya Capriles de Brillembourg (USA) y Beth Rudin Dewoody (USA).