Susan Collis .- This Was Here

Vista del montaje
+ VER MÁS IMÁGENES

Susan Collis .- After the event. 2013. Silla, lámina de oro, lino e hilo de bordar. 82 x 50 x 41 cms. Susan Collis .- After the event. 2013. Silla, lámina de oro, lino e hilo de bordar. 82 x 50 x 41 cms. (detalle) Susan Collis .- To Be Continued. 2013. Instalación .- Grafito sobre papel, ónix y grafito sobre pared. Dimensiones variables (papel 96 x 70 cms) 012 Susan Collis .- To Be Continued. 2013. (detalle) Susan Collis .- On hold. 2013. Soportes de madera y conchas marinas. 40 x 25 x 15 cms. Susan Collis .- On hold. 2013. (detalle) Susan Collis .- And tomorrow. 2013. Grafito sobre papel.  79,3 x 79,3 cms. Susan Collis .- Cover-Up Job. 2013. Vinilo adhesivo. 58 x 73 cms. Ed. 5 Susan Collis .- Cover-Up Job. 2013. Vinilo adhesivo. 58 x 73 cms. Ed. 5 Vista del montaje Vista del montaje To-Dust Susan Collis .- Something Between Us. 2013. Grafito sobre pared. Dimensiones variables. Susan Collis .- No Good Mother. 2013. Instalación .- Madreperla. Dimensiones variables. Susan Collis .- No Good Mother. 2013. Instalación .- Madreperla. Dimensiones variables.

La galería Espacio Mínimo presenta la segunda exposición individual en España de la artista británica SUSAN COLLIS. Titulada This Was Here en referencia a la degeneración y a los residuos abandonados tras la realización de distintas labores o faenas manuales, la muestra recoge trabajos realizados con una meticulosidad de orfebre: motas de polvo, grietas y marcas en las paredes y superficies cuidadosamente representadas con minuciosa obsesión hacen referencia al olvido, al paso del tiempo y la fragilidad de la intención, accidentes abandonados en el camino de búsqueda del ideal.

Interpretando el Cuadrado Negro de Kazimir Malévich, la obra And Tomorrow muestra esta profunda preocupación de la artista. El paso del tiempo ha desarrollado sobre la pintura original, icono del suprematismo, y su transcendental carencia de forma un craquelado que revela una pintura previa que Malévich tapó intencionalmente. La artista reproduce con grafito sobre papel todo este entramado de marcas accidentales revelando como el paso del tiempo pone de manifiesto la futilidad de la intención.

Otros trabajos también inciden sobre la misma idea. To dust (desempolvar) hace explícitas las limitaciones de la percepción a la hora de evaluar las señales del paso del tiempo. Se trata de un dibujo sobre papel desarrollado en varias jornadas donde la artista ha imitado las acumulaciones graduales de polvo sobre una superficie. En To Be Continued, prolonga sobre la pared dibujando a lápiz el gesto de una pincelada que empieza en un dibujo enmarcado y continua en un goteo hasta el suelo formado por piezas de onix. O No Good Mother en la que lo que parecen cientos de manchas de pintura alrededor de los bordes de la galería tras pintar las paredes son en realidad gemas de madreperla cuidadosamente colocadas. Lo que parece un error o un descuido es en realidad un acto deliberado de dibujo. Como en After the event  en la que las manchas de marcas y salpicadura de pintura sobre el cuerpo de madera de una  silla y su asiento  tapizado son en realizad sutiles y minuciosos trabajos de pan de oro y bordado en hilo de oro.

SUSAN COLLIS realiza en sus instalaciones un interesante trabajo casi de camuflaje, un juego ilusorio de confusión que convierte sus proyectos en un renovado trompe-l’oeil formal y conceptual. Para la ejecución de sus obras, la artista se vale de una variedad de técnicas y estrategias de investigación que cuestionan aspectos como la percepción, el valor y el trabajo/la artesanía del arte. COLLIS ejecuta un ejercicio arqueológico a la inversa, un falso proceso de envejecimiento que juega con nuestra capacidad de discernir  entre lo que creemos o esperamos ver y lo que realmente estamos viendo. Objetos cotidianos que presentan, aparentemente, las huellas del uso y el desgaste del paso del tiempo. Pero esta aparente accidentalidad es, por el contrario, fruto de un meticuloso y lento proceso de trabajo. A la artista le interesa el cambio de valoración que hacemos al descubrir que realmente son elaboraciones cuidadosas, intencionadas, y que los materiales usados para realizarlas, que creíamos erróneamente comunes y sin valor, son preciosos económica y decorativamente.

SUSAN COLLIS (Reino Unido, 1956), vive y trabaja en Londres. Expone con regularidad individualmente en galerías europeas y americanas y ha tomado parte en destacadas exposiciones colectivas como An Archaeology, Project Space 176, The Zabludowicz Collection, Londres 2007, Out of the Ordinary, The V&A Museum, Londres 2007, Out of the Ordinary, Tullie House, Carslile 2009, At Your Service, The David Roberts Foundation, Londres 2009, Bizarre Perfection, The Israel Museum, Jerusalen 2009, The Sculpture Show, Eastside Projects, Birmingham 2009, Apparently Invisible, The Drawing Center, New York 2009… Su obra está representada, entre otras importantes colecciones públicas y privadas, como The Arts Council Collection, UK, Museum of Israel, Jerusalen, The David Roberts Foundation, Londres, The Zabludowicz Collection, Londres, Paul Smith Collection, Londres, Doris Lockhart Saatchi Collection, Londres, Progessive Art Collection, USA… y, en España, en la colección Helga de Alvear.